miércoles, 3 de abril de 2013

Las fuentes del pueblo. Romancero.

El agüita de Ubrique tiene una gracia
que to el que la bebe pronto se casa.
Yo la he bebío y el agüita de Ubrique
"¡por dos me ha servío!"



Bebamos niña de los Nueve Caños,
agua cristalina del Benafí.
Pura, mana año tras año
y ahora toca casarte a tí.



Bebamos niña, de esta fuente 
que la cortan raudo y presto...



puede que a los que beben,
los casen en el Convento.
¡Y además por lo civí!
¡Pues va a ser que sí!



Bebamos niña de la pila de la Plaza
que el que lo hace, su boda alcanza.
 Fuentes antiguas, Plaza y Convento...
Bebamos tranquilos. Bebamos contentos.


Bebamos de las fuentes con toda confianza
aunque al casarte no te hagas santa.
Se desaconseja el agua encerrada
porque el líquido en botella 
aunque santo parezca, 
 de santo no tiene nada.



Bebamos niña, de la Esperanza, 
la que revive nuestra añoranza.



Bebamos de la pila los Callejones 
pues ésta mi niña, de las mejores.



Bebamos en la Pasadilla, otra pilita en la calle.
Antes tenía dos chorros. Ahora con uno vale.



 Junto a la plaza de la Estrella,
sintamos del agua el frescor,
y llenemos mil botellas,
pero niña, aprieta el pulsador.



Para subir a la sierra, niña,
primero aquí nos paramos,
  de esta alta pila bebamos
 aunque su nombre lo diga,
no corráis Peligro en vano
que no hay agua en verano
entre las piedras calizas.



Bebamos de las fuentes con toda confianza
que to el que la bebe pronto se casa.
No la tomes enclaustrada que cae honda.
Algunas de estas aguas son la monda.



¿Y si vamos a la fuente y está seca...



ya sea por nueva...



ya sea por vieja?
¡Nada de beber, niña, agua de botella!
¿Qué tal te parece a tí
que mejor y por si acaso...



de La  Petaquera...
¡si no, ni caso!
una copita de anís.



Subamos y bebamos mi niña 
 de la fuente el Caldereto.
-"¡Qué está chocha! ¡Qué está fría!"
-"¡Es buen agua,  lo prometo!"



Bebamos niña, agua de la historia
de los vetustos Veinte Pilares
que con tanta en su memoria...



¡está que se sale!
¡está que se sale!
Bebamos de las fuentes con toda confianza.
Bebamos siempre, no lo olvides...



que la venta de la Solares...






con la crisis, está en declive.






Bebamos de pequeños... 



en las fuentes de los coles...




ya en el Instituto, beberemos de mayores.






El agua de manantial, la más gozosa.
Bebamos sabiduría de madre Naturaleza...






porque el agua de botella
nos resulta sospechosa.






Bebamos niña, aunque sea 
de la pila de la Parra
que ésta quien la beba 
también pronto se casa
que nace pura bajo las piedras...






del casamentero Cornicabra.





(PD del autor)

(En la publicación no hemos bebido
agua de la fuente San Francisco.
No es porque se nos haya olvidado;
con colectores encima, no nos fiamos).


 (Dedicado a las casorias Aguas de Ubrique)




.

3 comentarios:

  1. El agua de la vida y de los poetas.

    ResponderEliminar
  2. Acompáñame niña a la fuente
    para que bebas el agua de mi jarro
    luego lo romperé para siempre
    para beber el agua de tus labios.

    A mi amgo Manolo ( el aguador de Ubrique)

    ResponderEliminar